Los secretos de Amorina

¿Alguien puede pensar que las roscas (de Pascua, Reyes, etc.) pueden llegar a ser cómplices de los encuentros furtivos de unos intrépidos amantes?
Pues al parecer en la casa rural Amorina eso pasó, y puede que vuelva a pasar...
Las roscas, roscones, como le quieran llamar, semeja a la rueda del tiempo, que sigue girando en un perpetuo renacer.

http://a.co/2CBLE1W http://a.co/2CBLE1W

Pasa por la Casa Amorina y disfruta de unos roscones sumamente sensuales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Camino de las Mujeres Raras

¿Me contás un cuento, abuela? (Vicky)

¿A qué huelen las retamas? (As xestas)