Los secretos de Amorina

¿Alguien puede pensar que las roscas (de Pascua, Reyes, etc.) pueden llegar a ser cómplices de los encuentros furtivos de unos intrépidos amantes?
Pues al parecer en la casa rural Amorina eso pasó, y puede que vuelva a pasar...
Las roscas, roscones, como le quieran llamar, semeja a la rueda del tiempo, que sigue girando en un perpetuo renacer.

http://a.co/2CBLE1W http://a.co/2CBLE1W

Pasa por la Casa Amorina y disfruta de unos roscones sumamente sensuales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Camino de las Mujeres Raras

¿A qué huelen las retamas? (As xestas)

Las cenizas y el "malentendido panteísta"