Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

De colectivos y aberturas...

Imagen
Seis de la tarde. Hora imposible para viajar en colectivo-autobús en la Ciudad de Buenos Aires. Ni en taxi ni en coche ni en nada que no sean las piernas y darle a la caminata. Que también tiene sus complicaciones (no llevar nada a la vista que te puedan arrebatar, por ejemplo, y aún así…) pero es lo mejor y ayuda a la salud, dicen por ahí.
Pero ayer yo no tenía ganas de transitar las peligrosas callecitas porteñas y me subí al colectivo 95 que me dejaría en la esquina de mi casa. Como de costumbre estaba abarrotado de congéneres aburridos, malhumorados, agresivos, punguistas (descuideros), autómatas empotrados en la pantalla del móvil jugando a algo, y los infaltables fingidores del buen dormir apoltronados en un asiento conseguido por gracia Divina, que simulan una siestita para no cederle el asiento a embarazadas, ancianos, etc., etc.
El colectivo iba a dos por hora, yo estaba parada, amuchada como sardina en lata, hacía calor, los olores varios de un fin de jornada se mezclaban y…

Mi amor imposible

Imagen
—Eres mi amor imposible. Que lo sepas. Quisiera abandonarme entre tus brazos y dejar que me eleves a los cielos mientras escucho el susurro de tu voz cadenciosa, pero no puedo, créeme.
—No me tienes confianza, temes que te haga daño y huyes de mí.
—¿Te suena esa ridícula frase, no eres tú, soy yo cuando alguien quiere romper una relación?
—¿De qué hablas? Tú y yo nunca tuvimos tan siquiera un pequeño roce.
—De acuerdo. Pero no me hostigues ni me llenes de culpa. Bastante tengo con lo que me pasa.
—¿Y qué es lo que te pasa? Averígualo y tal vez algún día me lo puedas contar apretadita entre mis brazos.
—Y dale que va… De solo pensarlo siento un sudor frío deslizándose por mi cuerpo como una babosa deprimida, mientras el corazón enloquecido de espanto se desboca dentro de mi pecho. Somos incompatibles, estúpido insistidor. Da lo mismo lo que me digan tus adoradores, que te ven tan apuesto y entregado. Nunca seré tuya.
—Persevera y triunfarás. Es un tópico pero tiene su verdad. No me…